OsteoBalance

No es un tratamiento, OsteoBalance es una manera única de ver el cuerpo y la salud. Está basado en la teoría de la osteopatía y otras filosofías occidentales y orientales.

 

OsteoBalance no trata nada específico, su objetivo es restaurar el equilibrio del cuerpo y su movilidad.
Dolor, contractura e inflamación no son la causa del problema sino solo síntomas. 

Sin embargo, si sufres de molestias en el cuerpo te recomendamos que siempre consultas con tu medico.

Es el único quien te puede hacer un diagnosis.

Somos la mejor clinica de osteopatía en Lanzarote con mas de 20 años de experiencia y valorado con 5 ***** en TripAdvisor y Google.

¿Cómo puede ser beneficioso para el cuerpo?

 

Aunque no busca tratar algo en concreto, restaurar el equilibrio del cuerpo puede ayudar en problemas como lumbago o ciática, así como en tensión y dolores en cuello, hombros, rodillas, cadera y otras partes del cuerpo.

El equilibrio está en el esqueleto. 

 

El ser humano hace algo muy especial: estar recto en contra de la gravedad. Normalmente no pensamos mucho en esto porque lo hacemos todos naturalmente. Sin embargo, desde un punto de vista mecánico, es algo muy complicado. Nuestro cuerpo pisa sobre una superficie relativamente pequeña y lleva dos tercios del peso corporal en la parte superior. Entonces, por defecto, tiene tendencia a caer. Por supuesto, una vez que sabemos hacerlo lo podemos hacer, pero desde el punto de vista mecánico sigue siendo bastante complicado.

 

Podemos hacer esto gracias al esqueleto. El esqueleto funciona como el chasis del cuerpo, todo está relacionado con él. Los músculos conectan a los huesos y los órganos, y la médula está dentro de la columna vertebral, una de las partes más importantes del esqueleto.

Nuestro esqueleto es una estructura formada por huesos y cada hueso forma una articulación con otro hueso. Todo lo que se levanta de la superficie de la tierra está sujeto a las leyes de la gravedad y la mecánica. Por esto, el cuerpo siempre quiere tener el peso en el eje central. Cuando lo miras como una torre de bloques, es fácil de imaginar. Cuando los bloques están todos en el centro, la torre está estable. Pero si mueves un bloque, se cambia el equilibrio, y tienes que hacer ajustes a otros niveles también. 

Debido diversas cuestiones de la vida todos tenemos tensión en el cuerpo. Estas tensiones tienen un impacto en nuestro equilibrio y en el funcionamiento del cuerpo y su salud. Mucha gente tiene un desequilibrio en la cadera o en la zona lumbar, que causa que una pierna esté más larga que la otra. Esto provoca que el cuerpo tenga que reequilibrarse y, por tanto, a menudo el hombro opuesto estará más alto. Para sentirse bien equilibrado, el cuerpo prefiere tener los ojos más o menos en horizontal, y por ello la cabeza se inclinará hacia el otro lado. Son los músculos los que se encargan del reequilibrio y, por tanto, esto genera tensión en todo el cuerpo.

Originalmente, el esqueleto fue pensado para estar recto. Y cambios en el equilibrio afectan al movimiento. O como dice la osteopatía: la estructura reina el movimiento. El cambio en el equilibrio afecta al cuerpo a diferentes niveles.

 

Si una cadera está más alta, se cambia el ángulo de las piernas relativo a la cadera, lo que con el tiempo puede provocar problemas en la cadera y en las rodillas. Todos los niveles afectan a todo el resto del cuerpo. No se puede tener un cambio en un nivel sin tener un efecto en el resto del cuerpo.

Columna sana

Vida sana

La columna y los nervios.

 

La columna es una de las partes más importantes de nuestro esqueleto. En la parte trasera de la cabeza, la occipital, tenemos una apertura donde sale una extensión del cerebro, la médula. Las vértebras tienen una apertura por donde corre la médula desde el cráneo hasta el sacro. Ella forma el sistema neurológico. Entre las vértebras salen los nervios al cuerpo. Por tanto, toda la comunicación entre cerebro y cuerpo pasa por la columna. Alteraciones en el equilibrio pueden causar alteraciones en el movimiento, que pueden afectar a la comunicación neurológica entre cuerpo y cerebro, que a su vez puede causar muchos síntomas que a menudo no parecen relacionados con la columna. 

 

Problemas como dolor de cabeza y migrañas, vértigo y tensión alta, problemas respiratorios como asma, problemas cardiacos, problemas cutáneos como eccema, psoriasis y neurodermitis, muchos problemas digestivos, desde reflux de ácido hasta el colon irritable, infertilidad e impotencia, todos ellos pueden estar relacionados con la columna. En internet se puede encontrar la imagen del “mapa del mal alineamiento espinal”. Esta imagen que puedes encontrar más abajo, da una idea de los posibles síntomas causados por la columna. 

«El médico del futuro no dará medicinas sino que interesará a sus pacientes en el cuidado de su cuerpo, en su dieta y en los comportamientos para prevenir enfermedades.»

–Thomas Alva Edison (1847-1931)

El líquido en el cuerpo.

 

Nuestro cuerpo consta en un 70% de agua. Una parte está en la sangre, otra parte en el sistema linfático, pero la gran mayoría del agua se encuentra dentro de las células corporales. El cuerpo está hecho de miles y miles de millones de células. Cada célula es como una mini fábrica que produce algo según el tipo de célula y el tejido en el que se encuentra. Para estos procesos, las células necesitan el oxígeno y los nutrientes que lleva la sangre por las arterias. Y en estos procesos las células producen también desechos de su metabolismo.


Si el cuerpo está mal equilibrado, los músculos están tensos porque intentan corregir el equilibrio. Esto causa una tensión permanente en ciertos músculos. Todos los tejidos del cuerpo están conectados y al sufrir tensión en una parte, como un músculo, se traspasa a otra parte, por ejemplo, un órgano. Con el tiempo, esto puede afectar al correcto funcionamiento del órgano.


El movimiento es imprescindible para una buena salud. Los líquidos en el cuerpo se mueven por los movimientos en los tejidos. Si alguna parte está tenso no hay buen movimiento de tejidos y, debido a esto, los líquidos tampoco pueden moverse bien. Esto causa que el tejido, con el tiempo, carezca de suficiente oxígeno y nutrientes. Además, los desechos de los procesos metabólicos de las células se van a depositar dentro de los tejidos. Las calcificaciones en los músculos del hombro son un buen ejemplo de una acumulación de desechos. 


 

Un buen equilibrio del cuerpo tiene muchos beneficios para tu cuerpo y tu salud.

Miembro del

Registro de Osteopatia no.02/059